Desafío sindical ante nuevas formas de trabajo atípico

    Entre el 6 y el 8 de septiembre el Instituto Sindical Europeo (ETUI, European Trade Union Institute) ha organizado un curso sobre empleo atípico en la ciudad polaca de Gdansk. En el mismo han participado representantes de países tan diversos como Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Finlandia, Polonia, Italia, España, Malta, Noruega, Suecia o Reino Unido, aunque sin embargo unidos por la inquietud que las organizaciones sindicales tenemos sobre estas nuevas realidades: ¿Cómo podemos identificar estas nuevas formas de trabajo atípico? ¿Cómo podemos responder a sus necesidades y características específicas? ¿Cómo podemos organizarlos?

    19/09/2017.
    Fpuig_Polonia

    Fpuig_Polonia

    Ciertamente, la flexibilidad laboral se abre camino en toda Europa. En ocasiones, porque la propia actividad empresarial es flexible. Otras veces, impulsada por un empresariado que solo desea trabajadores exprimidos al máximo, disponibles en todo momento pero sin garantías laborales y sociales. Y, en la mayor parte de los casos, amparada en reformas laborales o en vacíos legales que permiten que esto suceda. Hasta nueve tipos han sido identificados por el brillante trabajo de Eurofound “New forms of employment”, más allá de los clásicos de trabajo temporal y trabajo a tiempo parcial, aunque en Gdansk el debate se centró en el trabajo a través de empresas de trabajo tempora (ETT)l; el trabajo autónomo, con una especial preocupación por los falsos autónomos; el trabajo esporádico (casual), generalmente vinculado a la economía sumergida; y el crowd working (realizado online con el objetivo de subcontratar pequeñas tareas entre mucha gente o una tarea especializada para la que diferentes profesionales ofrecen sus servicios).

    Aunque siempre hay una tendencia a actuar contra lo atípico para que los empleos sean típicos (es decir, indefinidos a tiempo completo), el reto sindical es identificar estas nuevas realidades, trabajar junto a quienes se ven inmersos en ellas y promover su organización para defender sus derechos laborales y sociales. Las nuevas preguntas requieren nuevas respuestas y el sindicalismo europeo no puede dejar de afrontar este reto. De ahí la importancia del curso promovido por ETUI, un foro de reflexión y debate oportuno e interesante.

    CCOO ha participado activamente en el curso de ETUI, tanto en los debates que se han mantenido a lo largo de los dos días y medio en Gdansk como mediante una presentación específica sobre la situación en España, dando unas breves pinceladas sobre el trabajo en las ETT, los pasos dados en relación con la organización del trabajo autónomo y cómo actuar en relación con el trabajo en plataformas online: promover la idea de organizarse; utilizar canales digitales de comunicación entre los trabajadores y con los sindicatos; promover acuerdos sobre condiciones de trabajo; y mejorar la regulación para clarificar la definición laboral en estos colectivos e impedir la generación y desarrollo de un falso autoempleo.

    Por último, la intervención de un representante de la Confederación Europea de Sindicatos permitió introducir en el debate la importancia de la protección social para estos trabajos atípicos y la necesidad de profundizar en el pilar europeo de derechos sociales para que este no se quede en los discursos y se convierta en una palanca de transformación y mejora de los derechos sociales en toda la Unión Europea.

    En definitiva, una actividad de ETUI que contribuye, como tantas veces, a mejorar el conocimiento y preparar para la acción ante los nuevos y viejos fenómenos que el sindicalismo tiene que afrontar.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.