Mayo del trabajo y la cultura 2018

    El pasado día 22 de febrero se celebró el Plenario de Cultura del Trabajo al que asistieron representantes de la cultura de las Federaciones Estatales y Territorios. Una parte importante de los asistentes lo hicieron a través de videoconferencia y otra de forma presencial.

    01/03/2018.
    Plenario Cultura del Trabajo

    Plenario Cultura del Trabajo

    El plenario, convocado por la Secretaria de Formación Sindical y Cultura del Trabajo, se desarrolló con aportaciones importantes de todos los asistentes y se produjo un intenso debate relacionado con la puesta en marcha y desarrollo de los documentos presentados sobre el “Mayo del trabajo y la cultura 2018”, que recogen líneas básicas de trabajo para impulsar actividades culturales previas a la celebración del 1º de Mayo, con dos líneas básicas de actuaciones relacionadas con las memorias invisibles y con la memoria de la libertad.

    En relación con las memorias invisibles, se trata de poner en valor la aportación del movimiento obrero en la lucha contra la dictadura y a favor de los derechos laborales, sociales y políticos, además de “reivindicar una identidad que otros pretender difuminar o negar”.

    Sobre el tema de la memoria de libertad, no solo hay que reivindicar el pasado y mostrar la lucha, que se dio, sino que la situación de ataque a la libertad de expresión pone en evidencia la necesidad de lanzar un manifiesto en defensa de la libertad de expresión, ya que en los últimos tiempos “estamos retrocediendo y se está sufriendo una serie de ataque insoportables que contribuyen directamente a debilitar el sistema democrático y al resquebrajamiento del derecho a la libertad de expresión reconocido en la Constitución y en la Declaración de los Derechos Humanos”.

    En su intervención, y a modo de conclusión, José Luis Gil, Secretario de Formación Sindical y Cultura del Trabajo, resaltó la importancia de fortalecer la actividad cultural de cara al 1º de Mayo y “fijar una posición globalmente que se tiene de desarrollar en cada ámbito concreto”.

    Gil también subrayó la importancia de que las acciones sindicales-culturales planificadas buscaran la confluencia con sectores de la sociedad civil, la cultura y el trabajo, y hacerlo “sin abandonar nuestros referentes culturales clásicos, pero vinculando con nuevas expresiones culturales y con nuevos referentes sociales”.

    Las actuaciones previstas buscan hacer más visible la lucha sindical, especialmente donde la conflictividad sociolaboral exige un fuerte soporte ideológico para impulsar y sostener una movilización social que no se limite a la denuncia sino que “alcance e imponga nuevos referentes socioculturales, como señas de identidad de un nuevo mundo sostenible, igualitario”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.