15 de marzo homenaje a Juan Muñiz Zapico

    El 15 de marzo CCOO recordara la figura de un gran sindicalistas y descubrirá una placa en su recuerdo, en la escuela de formación sindical que lleva su nombre, Juan Muñiz Zapico.

    13/03/2018.

    URL | Código para insertar

    Con este motivo la Confederación ha organizado un acto abierto, al que acudirán su viuda, responsables sindicales de Asturias, miembros del proceso 1001, sindicalistas de todo el país, para recordar a un hombre luchador y generoso, que ha dejado huella y cuyo recuerdo “queremos que se mantenga en las jóvenes generaciones”, afirma José Luis Gil, secretario confederal de Formación Sindical y Cultura del Trabajo de CCOO.

    En el transcurso del acto, además de las intervenciones de Genita Torre, viuda de Juanín, Nicolás Sartorius, compañero del proceso 1001, José Manuel Zapico, secretario general de CCOO en Asturias y Unai Sordo, secretario general confederal, está previsto descubrir una placa que explique a las generaciones venideras quien era “Juanín” y porqué la Escuela lleva su nombre.

    “Contar nuestra historia y que permanezca en la memoria de la clase obrera es una tarea ineludible, que nos ayuda a responder y afrontar en mejores condiciones el cuestionamiento permanente de los derechos conseguidos.

    Los jóvenes tienen que saber que hoy somos el primer sindicato de este país, porque hay hombres y mujeres como Juan Muñiz Zapico, que dedicaron su vida, su inteligencia, su corazón a defender la democracia y especialmente a defender la clase obrera. Al recordar a gigantes anónimos, casi desconocidos, que alumbraron nuestra democracia, nos sirve a todos y todas para recordar que lo que hicimos no es suficiente, que la lucha es cotidiana y que la memoria es necesaria como una atalaya cuya perspectiva ayuda a analizar el presente y preparar el futuro.

    Al reivindicar a Juan Muñiz Zapico, no solo reivindicamos su figura, reivindicamos entre otros a nuestros luchadores del “1001”, reivindicamos una identidad que otros pretenden difuminar, y ponemos en valor las aportaciones que el movimiento obrero hizo en la construcción de la democracia, en la conquista de derechos laborales, sociales y políticos, que fueron capaces de desactivar al franquismo e impulsar una alianza social que en la práctica hizo inevitable la llegada de la democracia.

    Este homenaje no es un acto de nostalgia. Es un acto de justicia y memoria. Una parada en el camino para continuar organizando el sindicalismo de hoy y de mañana”, estas palabras corresponden a José Luis Gil y a Ramón Gorriz, presidente Fundación 1º de Mayo, en una carta donde se anuncia el acto del 15 de marzo.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.