Boletín de Sumarios n. 5 2018

    Se cumplen 200 años del nacimiento de nacimiento de Karl Heinrich Marx y es un buen momento para revisar la vida y la obra de un hombre en cuya tumba está inscrita la última frase del Manifiesto Comunista “Proletarios del mundo, uníos”

    09/05/2018.
    Boletín de Sumarios

    Boletín de Sumarios

     

    Junto a Darwin y Freud, puede que Einstein, Marx es, sin duda, una de las personalidades fundamentales en la conformación del pensamiento contemporáneo. Se cumplen 200 años de su nacimiento y es un buen momento -aunque siempre lo es- para revisar la vida y la obra de un hombre en cuya tumba está inscrita la última frase del Manifiesto Comunista (“Proletarios del mundo, uníos”), junto a esta otra: “Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, de lo que se trata es de transformarlo”…

    … en esta frase, última de las once Tesis sobre Feuerbach del propio Marx, se refleja uno de los aspectos a veces olvidados al tratar su figura. Porque Marx no sólo fue un teórico, sino fue ante todo un revolucionario implicado en el intento de hacer caer el capitalismo (cambiar el mundo) para llegar a una sociedad más justa. Y por este compromiso con los proletarios y los oprimidos, concretado en su apoyo a todas las revueltas contra los poderosos (incluso gastó parte de la herencia de su padre en comprar armas para los obreros belgas en 1848) y en su implicación en la Liga Comunista y en la Asociación Internacional de Trabajadores (Primera Internacional), pagó un alto precio. Acosado, perseguido y expulsado de Prusia y Francia, tuvo que soportar una vida de pobreza en Londres.

    Joaquín Estefanía, en el número 57 (abril 2018) de Alternativas Económicas, repasa los conceptos y publicaciones de Marx, señalando como “De las ideas del padre del materialismo histórico perdura sobre todo la capacidad de profecía sobre el capitalismo”. Marx y Engels piensan que la historia de todas las sociedades en la historia ha sido la de la lucha de dos grandes clases: los propietarios de los medios de producción y los proletarios. Si bien el capitalismo no ha caído y puede parecer que el marxismo como teoría ha decaído; tras la brutal recesión del 2007 el pensamiento de Marx parece tener otra oportunidad (se recuperan sus textos en universidades y librerías), pues “se ha hecho realidad en parte aquello que exigía la ley de acumulación capitalista: el descenso de los salarios, el deterioro de las condiciones laborales, la disminución de la calidad de los productos…”

    En número 364 (mayo 2018) de El Viejo Topo también prestan una especial atención a Marx. Higino Polo desgrana una biografía intelectual y vital de un hombre que no se limitó a la filosofía o la economía, sino que desarrolló otras muchas facetas, como la de escritor, poeta, periodista, etc.; señalando como sus fuentes fueron la economía clásica inglesa, la filosofía alemana y las revueltas de trabajadores franceses y como siempre participó y animó cualquier movimiento en busca de una mayor justicia.

    Para Marx, y Engels, la vida determina la conciencia y las ideas, el trabajo explica al ser humano, el proceso económico transforma la estructura social. “Una república burguesa no acabará con la explotación obrera”, escribía Marx en “El 18 de Brumario de Luis Bonaparte”, publicado en 1852. Afirmación de bastante actualidad, no os parece…

    Enlaces relacionados
    Enlaces relacionados

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.