“La huelga de Puertollano o de los 30 duros"

     

    En 1962 la cuenca minera de Puertollano, la fábrica de la Calvo Sotelo y otras actividades de la comarca, vivieron una huelga generalizada auspiciada por las reclamaciones que llegaban desde la minería asturiana y alentadas por la pirenaica.

    09/05/2019.

    URL | Código para insertar

    Pozo Norte

    Pozo Norte

     

    La Huelga de Puertollano es más conocida como huelga de los "treinta duros" por las ciento cincuenta pesetas (de las de entonces) que se pedían como el salario diario que debían recibir los trabajadores de las categorías inferiores.

    La huelga comenzó con el encierro de mineros en los pozos y al día siguiente se sumaban los trabajadores de la fábrica de la Empresa Nacional Calvo Sotelo (ENCASO); más de una semana de reivindicación y protesta que era, qué duda cabe, un grito no sólo de reclamación salarial.

    En aquella dura etapa de la dictadura franquista, llegó extendida por la resistencia al franquismo que ejercía el PCE y su apuesta por construir un movimiento de oposición sociopolítico que expresara la contestación laboral y social ante tanta penuria, tanta desigualdad y la falta de libertad.

    Se aplastó la revuelta, hubo detenciones, se señalaron a trabajadores, se despidieron a otros; se les mantuvo en estrecha vigilancia para privarles finalmente del empleo. Pero se inició un camino imparable en la lucha contra la dictadura franquista. No fue en vano. Se lograron mejoras, aunque el régimen las disfrazara en el BOE como subidas a la producción del carbón, y se continuó cimentando la lucha colectiva de los trabajadores.

    Posteriormente, vinieron más huelgas, dos años después se desató otra contestación laboral, la semilla estaba sembrada y, aunque clandestinamente, se constituyeron las primeras CCOO de la comarca.

    Se celebraron elecciones sindicales en 1966, al amparo de la ley de Solís Ruiz, y se presentaron candidaturas que claramente identificaban a sus componentes con el sindicato, y se ganó, además, la Presidencia y la Secretaría del Sindicato Nacional del Combustible en la provincia de Ciudad Real.

    Aquel varapalo a los "verticalistas" del régimen fue mal digerido y comenzaron las persecuciones. No pudieron con ellos, a pesar del sufrimiento, del acoso, de la expulsión de su puesto de trabajo, del despido, de la emigración.

    Removieron los cimientos del régimen y mostrando un ejemplo combativo para abrir paso a la libertad, se iniciaba un proceso imparable hacia la transición democrática, muchos años después. Las huelgas, las movilizaciones, siempre rinden fruto, aún con la mayor de las adversidades como era el caso del régimen autoritario de Franco, de su dictadura.

    Figura destacada es Pedro Ruíz García, histórico dirigente que participó en aquella huelga de mayo de 1962, se destacó con otros compañeros en aquellos días, que constituyó las primeras CCOO y sufrió un largo y doloroso periplo en la dictadura, volvió a su empresa en aplicación de la Ley de Amnistía con la llegada de la Democracia.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.