OCTAVO FLASH HISTÓRICO CULTURAL

    La huelga de SEAT de 1971, la empresa modelo del franquismo se convirtió en la pesadilla del régimen.

    24/10/2019.

    URL | Código para insertar

    Foto

    Foto

    El 18 de octubre, en lucha por el Convenio y por la readmisión de despedidos/as, se celebraba una asamblea de 6.000 trabajadores/as ante las oficinas de SEAT convocada por las Comisiones Obreras (ilegales). Una comisión elegida en la asamblea intentó negociar con la empresa. La dirección de SEAT respondió con una negativa, cerró el edificio y llamo a la policía.

    La policía entra en la fábrica a caballo y tanquetas cargando brutalmente y abriendo fuego en los talleres 1 y 5 donde se concentraban trabajadores y trabajadoras. Hubo numerosos heridos y cientos de detenidos. Entre los heridos estaba Antonio Ruíz Villalba que murió días después a consecuencia de los 8 impactos de bala que recibió.

    La ocupación duró 13 horas y despertó la solidaridad internacional especialmente del movimiento sindical italiano donde tuvo una amplia difusión. La empresa procedió al cierre patronal y sanciona con pérdida de empleo y sueldo a 12.000 trabajadores y trabajadoras.

    La respuesta obrera y solidaria es inmediata y el día 20 más de cien fábricas (Hispano Olivetti, Cipalsa o La Maquinista Terrestre y Marítima) paralizan el trabajo. El 23 octubre, una manifestación convocada en Plaza Catalunya reúne a más de 10.000 personas en solidaridad y apoyo.

    Fruto de la lucha se consiguió la readmisión 205 despedidos, libertad 70 detenidos e importantes mejoras en el VII° Convenio aumento lineal para todas las categorías, ayuda escolar, revisión de IPC garantizada. La SEAT se convierte en un baluarte para el movimiento obrero de Cataluña y de España.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.