Prensa Sindical, selección mensual de artículos de CCOO-junio

    La COVID-19 sigue impregnándolo todo. En las publicaciones de nuestro sindicato salpica y ocupa buena parte de sus páginas y secciones, del mismo modo que en nuestra cotidianeidad.

    19/08/2020.
    Boletín Prensa Sindical 100

    Boletín Prensa Sindical 100

    Gaceta Sindical en su último número (nº 34, junio 2020) reflexiona sobre las ideas y valores que conforman ideologías que, a su vez, pueden inspirar modelos de organización de la sociedad favorables a las trabajadoras y trabajadores y las mayorías sociales; y cómo desde el sindicato se puede contribuir a ello.

    Definiendo la crisis del 2008 como “sistémica”, pero con una fuerte disputa en los valores sociales, alarmante (incluso “protofascista”) en algunos casos: la banalización de la violencia machista, la relativización del cambio climático, el auge de la xenofobia; o, el más extremo, de la extensión de las tesis creacionistas en EEUU. Se preguntan los autores de este monográfico cómo es posible que amplias capas de la población adopten e interioricen valores, políticas y movimientos que entran en clara contradicción con sus propios intereses.

    En esta disputa por la hegemonía cultural (y con la crisis por el coronavirus hemos podido comprobarlo), la izquierda parte en desigualdad frente a los poderes económicos, sociales y mediáticos; pero es fundamental no abandonar la ofensiva, la confrontación, en el debate de las ideas: “hay demasiadas cosas en juego”.

    La Revista C8M (nº 7, junio 2020) repasa la crisis provocada por la pandemia desde una perspectiva feminista y sindical, demandado Situar la igualdad de género en el centro de la solución (subtítulo del artículo de Ofelia de Felipe Vila). En sus páginas se ocupan, además, del sindicalismo de clase, el ecofeminismo y la salud de las mujeres.

    También en la revista Trabajadora (nº 70, junio 2020) se elige un punto de vista feminista para analizar la crisis del coronavirus, realizando entrevistas con diferentes mujeres de diversos ámbitos, en los que dan cuenta de sus experiencias laborales durante el confinamiento y el estado de alarma. Sindicalistas negociando ERTEs y medidas de prevención, docentes improvisando con la teledocencia, educadoras sociales velando por mujeres y colectivos en riesgo de exclusión, trabajadoras de supermercados, policías, trabajadoras inmigrantes de la agricultura, limpiadoras, médicos de familia, trabajadoras del servicio público de empleo, calificadas como heroínas por realizar su trabajo en condiciones a veces precarias y peligrosas. Pero lo que hay que reivindicar no es el apelativo de “heroínas”, sino el de “trabajadora”, esto es, el de unas condiciones de trabajo justas y adecuadas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.